March 21, 2010

CONOCIENDO A FONDO A LOS AMIGOS DE MI NOVIO

Posted in Uncategorized at 8:20 pm by losrelatoscalientesdeelsa

No sé por qué mi novio nunca había querido presentarme a sus colegas pero, se iba acercando la fecha de la boda de su mejor amigo y quería prepararle una despedida de soltero inolvidable. Yo tarde o temprano tendría que conocerle porque no era plan de que me invitara a su boda sin haberle visto ni una sola vez… El caso es que a mi chico se le ocurrió que lo mejor era hacer la despedida en su casa (en la de mi chico, no en la del que se iba a casar…) porque había espacio de sobra y era lo más cómodo… Pediría comida para llevar, compraría bebidas “de sobra” y si sus encantadores amigos se emborrachaban demasiado, siempre se podían quedar a dormir porque sitio no faltaba. Se lo debió de sugerir a todos ellos y, como es lógico, les pareció bien porque él dijo que se encargaba de todo… Cuando se iba acercando la fecha de la despedida, me dijo “¡Vaya! ¡Qué cabeza!… Ayer Fran me preguntó si ya había contratado a la STRIPPER y el caso es que se me ha olvidado completamente… Elsita, ¿no conocerás a alguna chica interesante que pueda estar por la labor?…” e hizo su característico movimiento de cejas, “¡Qué canalla eres, cariño! ¿Pretendes que sea yo la stripper?” “Bueno, mi amor, no estaría mal… La stripper nos saldría gratis y encima luego podría presumir de novia…” “¡Qué cabrón eres! Pero, está bien, acepto el reto… Eso sí, no respondo de mis actos… Culpa tuya será… Espero que no te arrepientas…” y me dio un beso. La verdad, sonaba de lo más excitante poder conocer a todos los amigos en una despedida de soltero, así mantendría vigilado a mi chico y, todo lo que pasara lo decidiría yo… Sólo dependería de mí… ¡Perfecto! (soy perversa, ¡eh!… No es mi culpa que mi novio me lo sugiriera…)

Y llegó el tan “esperado” día. Íbamos a estar el que se iba a casar –no diré cómo se llamaba por si las moscas… Yo sólo sabía de él su nombre y que era negro pero, ni la menor idea de de dónde venía-, el tal Fran que le había “recordado” lo de la stripper, Rubén, Roberto, Óscar, mi chico y yo. El que se iba a casar, llamémosle X, era un hombre de lo más atractivo, unos 30 años, muy alto, buen cuerpo, piel negra, labios increíblemente carnosos y preciosos ojos color miel, verdaderamente, para comérselo (lo juro, chicas, ¡tendríais que verle!)… Fran era bastante mono, un poco bajito, ni gordo ni flaco, pelo castaño casi negro, piel bastante blanca y ojos castaños. Lo que más destacaba de Rubén eran sus increíbles ojos verdes, pelo rizado y moreno, un poco más alto que Fran y bastante delgado. Roberto era guapísimo, no sexy, guapísimo, alto, cuerpo atlético, buena espalda, pelo un poco largo y castaño claro, ojos marrones… Y Óscar era rubio, de ojos azules, alto, buen cuerpo… Se notaba que todos eran deportistas… Bueno, de hecho, Rober y Óscar –y creo que también X jugaban en un equipo de waterpolo y eso se notaba en sus anchas espaldas, os lo puedo asegurar… Está visto que es cierto eso de “Dios los crea y ellos se juntan” porque, ¡¡¡ estaban todos para mojar pan y repetir!!! A mi chico creo que ya os lo describí en otro relato y bueno, a mí, me conocéis de sobra, ¿no?…

Llegó ese día… Para la ocasión, decidí ponerme el VESTIDO más CEÑIDO que encontré… ¿Mi novio me había sugerido que fuera la stripper? Bueno, pues, que se preparase porque iba a flipar conmigo. Como digo, me puse un vestido rojo totalmente ceñido al cuerpo por encima de la rodilla para que acentuara bien mis curvas y con un corte lateral a la izquierda que subía “bastante arriba”, tenía un buen escote en pico (ya sabéis que me pierden los escotes en pico, son mi perdición… y la de los chicos que me conocen, para qué negarlo…) y en realidad era un diseño de lo más sencillo. Decidí ponerme unas botas altas de color negro y muy ajustadas, con buen taconazo, ya que hay tanta gente fetichista, las describo también… Y debajo del vestido llevaba un conjuntito negro de sujetador y fino tanga todo de encaje, me encanta el contraste del rojo y el negro, son los colores más SENSUALES para mi gusto, así que si se veía un poco el suje por debajo del vestido, no me importaba (era problema de mi novio, no mío…). ¡Ah! También me puse unos guantes negros en plan Gilda, nada más SEXY… Y bueno, los chicos iban vestidos para todos los gustos, todos con vaqueros, algunos con polos y otros con camisetas, el más elegante X que llevaba unos vaqueros negros con una camisa blanca que acentuaba el color de su piel. ¡Estaban de infarto! (y para qué negarlo, ¡yo también!…) Cuando mi novio me vio así vestida, antes de que llegaran sus amigos, me dijo “¡Vaya, Elsita! Te pedí que calentaras a mis amigos pero, no pensé que fueras a empezar tan bien…” “Lo que pase esta noche corre de mi cuenta pero, luego no te lamentes si me tomo al pie de la letra tu petición… Estoy demasiado CALIENTE… Te dije que no respondería de mis actos así que, ahora, es tarde para que te arrepientas… ¿Te arrepientes?” “No, no… Está visto que hoy puede pasar de todo… aunque espero que por lo menos comiences por mí…” Yo me reí y le di un besito en la comisura de los labios, fui a retocarme el maquillaje (labios bien rojos a juego con el vestido y con un toque de brillo, raya negra en los ojos y una buena capa de máscara de pestañas) mientras él ultimaba los últimos detalles de la cena y la mesa (¿alguien iba a prestar atención a eso?). Llegaron sus amigos y a todos se les cambió la cara cuando me vieron aparecer “¡Vaya, vaya! ¡Qué calladito te lo tenías, cabronazo!” dijo Fran a mi chico dándole un codazo, todos se levantaron para saludarme dándome dos besos (¿fueron alucinaciones mías o se acercaban demasiado a la comisura de mis labios?… Bueno, todos no, X parecía más cortado… ¡Pobre! ¡La noche que le esperaba!…) “Encantado de conocerte” dijeron casi al unísono, “El PLACER es mío” contesté acentuando la palabra placer mientras miraba a mi novio con una sonrisa pícara; creo que por dentro él estaba pensando “¡Tierra, trágame! ¿¡Por qué diablos se lo sugerí!? ¡La conozco de sobra! ¡Sabía que se lo iba a tomar muy en serio!…” y tenía razón… Pero a la vez sé que estaba disfrutando de lo lindo porque le apetecía alardear de novia delante de sus colegas…

La cena pasó sin grandes incidentes. Lo típico, cenar poco, beber mucho, desvariar bastante por culpa de la bebida, tonteítos por aquí, risas por allá, la TEMPERATURA que iba SUBIENDO por culpa del vino… Lo normal, ¿no? Recogí los platos y lo que quedaba de cena en un segundo con ayuda de mi novio y sacamos hielos y bebidas alcohólicas, había de todo porque parece ser que a cada amigo de mi chico le gusta una cosa diferente así que, casi, había una botella por persona, más no sé cuántas cervezas… Empezamos a beber entre risas y vacileos hasta que Fran dijo “Bueno, tío, y la stripper, ¿dónde está?” y mi chico dijo “Eso, Elsa, ¿cuándo nos haces el STRIPTEASE?…” Yo me levanté y me acerqué a X diciéndole “¿Has visto qué tacaños y egoístas son? Ni si quiera te han querido buscar una chica para que te dedicara un striptease por no gastar dinero y encima pretenden que sea yo la que lo haga… Y no sé a ti pero a mí no me parece nada justo…A ver por qué me voy a desnudar yo y vosotros no… ¿Qué gano yo con eso?… ¿Puedes darme un solo motivo para hacerlo?…” X, siguiendo en su línea de timidez, no dijo ni palabra… Yo seguí hablando “¿Lo veis? A vuestro amigo no se le ocurre ninguna razón… Así que para que la cosa sea más justa, SUGIERO QUE JUGUEMOS a algo, el que pierda, tendrá que quitarse una prenda de vestir… Y el que gane más veces… Bueno, ya se me ocurrirá algo para el ganador…” “Me parece justo” contestó Fran, mi chico hizo un gesto de resignación que yo interpreté como un “te voy a matar… pero, me encantas…”, y al resto también les pareció bien el juego. De modo que, mientras seguíamos bebiendo, empezamos a jugar, primero a las cartas, luego a los dardos, al billar… Y cada vez estábamos más igualados todos, será la fortuna que nos sonreía… Bueno, yo ya me había quitado los guantes, las botas, para quitarme el vestido le pedí ayuda a Fran (que lo hizo encantado, como es lógico)… Y al final, no sé si con trampas o no, acabamos todos EN ROPA INTERIOR. Mi chico estaba sentado en un sillón muy borracho y me dijo “Elsa, está claro que todos te desean y tú cuando bebes te pones super caliente así que tíratelos a todos, ¿qué más da? ¡TÍRATELOS!”

Yo me reí, era obvio que decía eso porque estaba bebido aunque, la verdad, no sabía si le importaría que lo hiciera o que no, lo más seguro es que al día siguiente no se acordara de esas palabras, ni de ninguna otra que hubiera pronunciado esa noche, por no decir que no se acordaría de nada. Me levanté de donde estaba y me senté encima de él, dándole un beso en los labios mientras le acariciaba el pelo. Después me incorporé, me agaché, le quité los bóxer y empecé a chuparle la polla. He de reconocer que ni me di cuenta de que sus amigos también estaban ahí, yo también había bebido y, bueno, mi chico tiene razón, cuando bebo me pongo muy caliente… Cuando comencé a chupársela ya la tenía bastante dura así que le costó poco correrse, yo me tragué toda su leche; me levanté, acaricié su polla que al segundo se puso tiesa, me quité el tanga y me monté encima de él para meterla dentro de mí y comenzar a mecerme. No fingí ningún orgasmo (nunca lo hago), tan sólo comencé a gritar como una posesa mientras me moría de placer y mi cuerpo se estremecía… Los amigos de mi chico me acaban de conocer y ya me estaban viendo MEDIO DESNUDA FOLLANDO con él y descubriendo que soy MULTIORGÁSMICA… Todo un descubrimiento… Bueno, después de todo, me estaban conociendo en mi ambiente, ¿no?, como vosotr@s… Pude oír algunas frases entre susurros “¡Joder! ¡PORNO EN DIRECTO!” “¡Y qué porno!” “¡Qué suerte tienen algunos!” “¡Qué calladito se lo tenía el capullo!…”, etc. Cuando terminé, le llené de besos y, al poco, se quedó dormido. Sus amigos no nos habían quitado el ojo de encima, bueno, todos menos X… La verdad es que pronto fui consciente de ello pero, me dio igual. Me levanté, me di la vuelta y les dije “Me voy al cuarto, ¿alguno se apunta? Él me ha dado permiso…” (mientras señalaba a mi chico… dormido…)

El primero en levantarse fue Fran, seguido de Rubén, a Rubén no se le notaba tanto pero a Fran se le notaba un CALENTÓN que parecía que le iba a explotar el bóxer… Fui hacia una de las habitaciones, seguida por Fran y Rubén. Me tumbé en la cama y ellos hicieron lo mismo, no sin antes quitarse los bóxer, casi a la vez, la polla de Fran casi salió disparada, estaba totalmente tiesa y eso que aún no había pasado “nada”… Y la de Rubén… Bueno, la de Rubén tampoco tenía mala pinta… Mientras ellos se quitaban los bóxer y se tumbaban junto a mí, yo me quité el sujetador, ahora estaba completamente DESNUDA para ellos. Empecé a lamerle la polla a Fran mientras él me amasaba las tetas y Rubén me DEVORABA el coño (y digo devoraba porque hacía algo más que comérmelo…), después pasé de lamer a mamar, y Fran de amasar a lamer, y Rubén… Bueno, Rubén seguía con lo suyo y he de reconocer que no lo hacía mal, creo que a la vez se la estaba meneando pero, de eso no puedo estar segura. No sé cómo, poco antes de que Fran derramara toda su leche dentro de mi boca, Rubén se quedó dormido, sí, encima de mi coño… Lo que hace la bebida… ¿¡Cómo os puede entrar tanto sueño y a la vez tantas ganas de sexo cuando bebéis tanto!? Podéis pensar que una cosa no está reñida con la otra pero, para mí sí, cuando bebo (bueno, y cuando no, también…) tengo ganas de sexo y si tengo ganas de sexo, no me duermo, ¡QUIERO SEXO!… Me tragué la leche de Fran y le dije lo de Rubén así que él se levantó y le dio un pequeño empujoncito a Rubén para que se moviera y lo hizo, pero seguía dormido, se quedó a un lado de la cama. Le pregunté a Fran “Bueno, ¿qué te ha parecido la stripper? ¿Te ha gustado?…” y él contestó “Lo que más me ha gustado es que ahora la tengo SÓLO PARA MÍ…” y me dio un morreo que me dejó sin respiración. Mientras seguía morreándome, comenzó a amasar mis tetas otra vez, pero con más ansia que antes, y empezó a bajar una mano por mi tripa y mi cintura hasta llegar a mi pubis y empezar a acariciarlo, luego las caricias pasaron a frotamientos y luego ya me empezó a PAJEAR bien pajeada, yo me movía buscando sentir sus dedos más dentro de mí. Tuve un orgasmo, él notó el estremecimiento de mi cuerpo y siguió moviendo sus dedos pero, paró de besarme en la boca, comenzó a besarme las tetas y a bajar un poco, besándome por todo el cuerpo… “Tendré que acabar el trabajo que había comenzado Rubén…” Y empezó a comerme el COÑO, lamía, chupaba, mordía, absorbía, hacía maravillas con su lengua y con su boca y encima el muy cabrón había encontrado mi PUNTO G; yo no podía parar de gritar y de rogarle que no parara, que siguiera… Realmente, ¡ese tío sabía hacerme GOZAR! “Fran, ¡MÉTEMELA! ¡Sé que quieres follarme así que métemela de una vez!” Y eso hizo, empezó a metérmela poco a poco, cada vez más, hasta que llegó al fondo y comenzó a meterla y sacarla muy rápidamente. Me ahorro decir las cosas que grité… Me encantan los orgasmos y cuando encima son múltiples… Bueno, qué os voy a contar… Nos besamos un poco y le dije que iba a por algo de beber, “no tardes” contestó y me guiñó un ojo. Verdaderamente ese tío era un cabronazo pero, bueno, mi chico aquel día me había dado carta blanca y ya le había avisado de que no respondía de mis actos…

Fui al salón. Mi chico seguía dormido, Rober y Óscar estaban jugando a las cartas y X observándoles inmóvil, ¡ese tío parecía una estatua! No sé yo si estaba disfrutando mucho de su despedida de soltero… Cogí algo de beber y volví al cuarto pero, Fran se había quedado dormido. Qué escena, Fran y Rubén desnudos y dormidos en la misma cama, cerré la puerta… Volví al salón y pregunté “¿Qué? ¿Alguno se ha quedado con ganas?…” Roberto y Óscar se levantaron al instante… Miré a X, seguía inmóvil…

Fui a otra habitación, Roberto y Óscar se vinieron conmigo. Los dos fueron directos al grano, por el camino se quitaron los bóxer, y nada más llegar a la habitación, sin ni si quiera tumbarnos en la cama, Óscar me penetró POR DELANTE y Rober me la metió POR DETRÁS mientras manoseaba mis tetas. Aquello me hizo ENLOQUECER… Al acabar, nos tiramos los tres a la cama. Entonces Rober se dedicó a COMER MI COÑO mientras Óscar me lamía las tetas y me daba besos por el cuello (¿he dicho ya cuánto ME PONE que me den besos en el cuello?…), después, como si se hubieran puesto de acuerdo, Rober empezó a subir por mi cuerpo y Óscar a bajar, y así cambiaron las actividades que habían estado haciendo previamente. Les dije que quería que me volvieran a PENETRAR y esta vez fue Rober el que me la metió por delante y Óscar por detrás. Luego me puse a CHUPÁRSELA a Óscar mientras no dejaba de acariciar y mover la POLLA de Rober, Óscar SE CORRIÓ en mi boca y Rober en mi pecho; al acabar, los dos comenzaron a LAMERME LAS TETAS para limpiar el “estropicio” que había creado Rober…, uno se dedicó a una teta y el otro a la otra, mientras Rober me acariciaba el coño y Óscar me metía los dedos por detrás. En esas estaban (yo al borde del éxtasis) cuando sus dos lenguas se rozaron, al lamer mis tetas, lo cual les llevó a darse un beso “bastante” largo. Como ya había tenido bastante de los dos, decidí irme de allí y cerrar la puerta para que siguieran experimentando, si querían, o se quedaran dormidos allí.

Cogí una manta y volví al salón. Como iba descalza, X no se enteró de que había entrado en él y yo ni me fijé en lo que estaba haciendo porque desde dónde entré no tenía una vista de frente suya. Mi chico seguía dormido, le eché la manta por encima. X estaba sentado en un sillón que estaba frente al de mi chico pero, dando la espalda. Di unos pasos para acercarme a él y NO ME PODÍA CREER LO QUE ESTABA VIENDO… Se había quitado los bóxer y tenía su tremenda polla en la mano, a punto de explotar… El paradito e inmóvil X, no había podido aguantar y, ¡se estaba masturbando!… Le dije “¡Vaya!… Si quieres, TE PUEDO ECHAR UNA MANO…”, él me miró asustado, no se había dado cuenta de que yo estaba allí y estaba super cortado… Seguí hablando “Como quieras… Es como si me hubieran contratado para que lo pasaras bien y al final lo han pasado bien todos menos tú… Están dormidos… Nadie se enterará… Voy al cuarto de arriba… Tú… Haz lo que quieras…” (admito que recordando lo ocurrido, no me puedo creer que le dijera esas palabras al mejor amigo de mi novio, el cual se iba a casar en unos días… En serio, no, yo no soy así… Pero al descubrirle masturbándose tuve un IMPULSO irrefrenable y no lo pude dominar, me entraron tantas GANAS DE SABOREAR ESA POLLA… De hecho, tampoco puedo creerme que hiciera todo lo que os he contado con los amigos de mi chico pero, bueno, la bebida hace estragos y cuando estoy con el punto, necesito sexo, mucho sexo…) X no dijo nada, me miraba, inmóvil, SEGUÍA CON SU POLLA EN LA MANO…

Me fui al cuarto de arriba, dejé la puerta abierta y me tumbé en la cama que estaba justo cara a la puerta. Si él se atrevía a venir, me vería desde el pasillo, tumbada en la cama, boca arriba, desnuda… para él… Aunque la verdad, tenía mis dudas de que fuera a venir… Pero bueno, lo mismo que no esperaba encontrarle haciéndose una paja en el salón y le encontré, tampoco esperaba que apareciera por el cuarto y lo hizo. Le vi venir con “cautela” por el pasillo, mirando a todos lados, como temeroso de que alguien le viera, y cuando ME DESCUBRIÓ TUMBADA EN LA CAMA, CON LAS PIERNAS BIEN ABIERTAS, vino rápidamente al cuarto y cerró la puerta. ¡Se lanzó a la cama y SE ABALANZÓ sobre mí! “¡Vaya! Y parecías tranquilito…” “Calla, no hables, DÉJATE GOZAR” dijo mientras me besaba las orejas, las mejillas, la barbilla, el cuello… y bajaba las manos desde mi pecho por mi cintura hasta mis muslos, PARÁNDOSE EN CADA PARTE DE MI CUERPO, deleitándose con cada parte de mi cuerpo… Subió una de las manos hasta mi pecho para comenzar a acariciarlo y después amasarlo con firmeza, la otra mano la colocó en mi pubis el cual también acarició con delicadeza, cuando comenzó a ver que se iba humedeciendo, metió los dedos en mi COÑO y empezó a moverlos con energía mientras sus labios iban de mi boca a mis PECHOS y viceversa. Mi primer orgasmo llegó muy rápido y no lo pude contener, SENTÍA ESPASMOS CON CADA TOQUE DE SUS MANOS EN MI CUERPO O DE SUS LABIOS EN MI PIEL. ESTABA A MIL. Deseaba que ese momento no se acabara nunca. Traté de calmarme y susurré “Dime qué quieres que haga…, hoy soy tu esclava…, me han contratado para ti…, pídeme lo que quieras… ESTA NOCHE… SOY TODA TUYA…” Él sonrió lascivamente y me besó para que callara, cuando dejó de hacerlo, pregunté “¿Cuáles son tus FANTASÍAS SEXUALES?… ¿Has tenido algún SUEÑO ERÓTICO con alguien que no fuera tu novia?…” mientras le hablaba, había bajado por mi cuerpo para besar mi pubis, llenándolo de cientos de besitos, dejó de hacerlo y me miró para contestar “Mi fantasía sexual siempre ha sido MONTAR a la novia de mi mejor amigo, siempre encontraba chicas más atractivas y morbosas que yo… Y nunca he tenido ningún sueño erótico con alguien que no fuera mi novia pero, a saber lo que pasa después de ésta… ya te contaré… Sólo te pido que te dejes llevar por la LUJURIA y el DESEO carnal”. Estaba realmente sorprendida pero, la verdad, deseaba con todas mis fuerzas seguir sus instrucciones al pie de la letra y eso hice…, dejarme llevar por el calor del momento… La verdad es que descubrí que X era una persona muy FOGOSA, ARDIENTE, EXCITANTE Y SEXUALMENTE ACTIVA… todo efusividad… Tiene su MORBO tirarte al mejor amigo de tu novio… Me encendió totalmente…, bueno, más que encender, ¡me ABRASÓ completamente! Tanto ímpetu y voracidad me enloquecieron y no pude hacer otra cosa que caer en sus redes y dejarme llevar por ese arrebato de PASIÓN, por ese IMPULSO SEXUAL irrefrenable (o mejor dicho, que no quería frenar) para convertirme en la mujer más apasionada del mundo… Hubo momentos en los que tanta efusividad se convirtió en brusquedad pero, la verdad, en esos momentos de deseo y locura, uno no se para a pensar en esas cosas… Esa noche, en aquella habitación, SALTARON CHISPAS… No quería hacer otra cosa más que gozarle y llenarle de placer y creo que eso fue precisamente lo que hice.

“Ven aquí” dije en cuanto terminó de hablar y le besé con todo el DESEO que pueda sentir una mujer, luego él empezó a besar mi cuello, mis brazos, mi tripa, mis muslos… Y yo me dejaba besar mientras acariciaba y sentía todo su cuerpo encima de mí. Se colocó a la inversa de mí y empezó a dar pequeños lametones a mi pubis, lo acariciaba lentamente, muy lentamente con su lengua y yo empecé a lamer su polla de arriba abajo, de abajo arriba tan lentamente como él. AL RATO, COMO DOS RELOJES ACOMPASADOS, empezamos a ir un poco más rápido, cada vez más rápido, LAMÍAMOS, CHUPÁBAMOS, DÁBAMOS PEQUEÑOS MORDISQUITOS MUY SUAVEMENTE, ABSORBÍAMOS Y NOS DELEITÁBAMOS TOTALMENTE CON EL SEXO DEL OTRO. Nunca he probado nada más suculento y sabroso que aquella polla, realmente apetitosa. Paró un segundo y dijo “ERES UNA VERDADERA DELICIA…”, yo, como única respuesta me estremecí y seguí a lo mío, él también… NOS CORRIMOS a la vez, se puso a mi altura y me dijo “Joder, Elsa, eres MI FANTASÍA ERÓTICA HECHA REALIDAD, mi fantasía sexual hecha carne… y aún eres mejor de lo que había imaginado… QUIERO MÁS DE TI”, abrí completamente mis piernas y dije “TÓMAME”, él se tumbó encima de mí con mis piernas y mis brazos rodeando su cuerpo. ME PENETRÓ LENTAMENTE y yo me sacudí, SENTÍ UN ESTREMECIMIENTO POR TODO MI CUERPO MIENTRAS ÉL ME LA METÍA CADA VEZ MÁS, comenzó a meterla y sacarla cada vez más rápidamente y, por unos momentos, LO ÚNICO QUE SE OÍA EN LA HABITACIÓN ERAN MIS JADEOS ACOMPASADOS CON EL SONIDO DE SU FUERTE RESPIRACIÓN. No pude evitar arañar su espalda y sus nalgas, estaba totalmente fuera de mí, LLEGÓ MI PRIMER ORGASMO, y con él el segundo, el tercero… No sé cuántos fueron pero, él NO PARABA DE FOLLARME UNA Y OTRA VEZ y yo no dejaba de gritar, enloquecida, “QUIERO MÁS, ¡DAME MÁS!”. Cuando paró, me acarició la mejilla y los labios y dijo “¿Sabes que estás preciosa con la cara desencajada?…” Eso ME PUSO COMO UNA MOTO, sonreí pícaramente, le besé mientras no dejábamos de acariciar nuestros cuerpos. Y luego ME PUSE A CUATRO PATAS, lamí un poco su polla y me puse de espaldas a él. Pensé que no tardaría en metérmela por detrás pero, antes de hacerlo, me dio un beso negro mientras acariciaba mi coño y ME HACÍA ESTREMECER UNA VEZ MÁS. SIN PREVIO AVISO, me la metió hasta el fondo al tiempo que metía dos dedos en mi coño, ME FOLLÓ POR DELANTE Y POR DETRÁS AL MISMO TIEMPO, su polla y sus dedos acabaron llenos de leche que yo chupé como si se me fuera la vida en ello, LE HICE UNA MAMADA tomándome todo mi tiempo, era lo menos que podía hacer después de todo el placer que me había dado… Me la tragué hasta el fondo… Después de beberme toda su leche, me acarició el pelo y dijo “Bueno, hoy he descubierto dos cosas: que estás buenísima, cosa que ya sabía…, y que aún eres mejor que en los sueños eróticos… Ahora, creo que será mejor que durmamos un rato…” Le di un beso en la mejilla, me levanté, le di una manta y me fui al salón donde mi novio seguía dormido. Le destapé, me tumbé a su lado, nos tapé a los dos y al poco, me dormí. X se puso sus bóxer, se sentó en el sillón donde le había descubierto haciéndose la paja y se durmió también. Y así acaba la historia de cómo conocí a los amigos de mi novio…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: