March 21, 2010

¿NOVIO O HERMANITO?…

Posted in Uncategorized at 8:28 pm by losrelatoscalientesdeelsa

¡Por fin, chic@s! En agosto recibí otra visita de mi hermanito querido. No sé qué tiene pero está cada vez más bueno; venía de vacaciones y tenía la piel muy morenita, además se notaba que había hecho mucho ejercicio porque su cuerpo estaba mejor que nunca. Lo siento por los que piensen que está mal hacerlo pero, en cuanto le vi llegar, le deseé, deseé con todas mis fuerzas poseerlo una vez más, me moría por sentir su polla dentro de mí…

 

Llegó por la noche así que ese día no pasó mucho porque estaba muy cansadito y se metió en la cama pronto; yo estuve un rato viendo la tele con mi chico. A la mañana siguiente, no hicimos nada interesante; mi chico y yo teníamos que comprar provisiones y mi hermano se quedó durmiendo y dándose un baño en la piscina. Comimos los tres juntos y luego nos fuimos al cine; buff, me puse malísima, mi chico me estaba metiendo mano por delante y no sé cómo mi hermanito empezó a metérmela por detrás sin que mi novio se diera cuenta; acabé empapadita y con cada mano acaricié cada una de sus pollas, después de cómo me habían puesto entre los dos, ¡se lo merecían!… Luego fuimos a casa; preparé la cena y bebimos bastante, cada vez más. Bebidos como estábamos, decidimos meternos en la piscina así que corrí a ponerme mi bikini y los tres nos dimos un baño, mientras seguía corriendo por ahí el alcohol; entramos en casa y decidimos jugar al juego de la verdad; en principio comenzó con tonterías pero luego empezaron las preguntas de carácter sexual y ya el asunto se me fue yendo de las manos… Yo me enrollaba con mi chico de vez en cuando, al hilo de las preguntas que me estaban poniendo muchísimo… Mi chico había bebido demasiado y empezó a hacerle preguntas comprometidas a mi hermanito sobre mí, yo alucinaba, sobre todo cuando me preguntó a mí si me ponía cachonda mi hermano y si tenía ganas de tirármelo, decía que seguro que sí, que yo siempre tenía ganas de follar y que mi hermano estaba muy bien… Entonces, le preguntó a mi hermano “¿Y tú qué? ¿Hace cuánto que no montas a un bombón como tu hermana? No me digas que no está para comérsela… ¿No la deseas?” Mi hermano y yo nos miramos sin saber que hacer, estábamos cortados aunque hubiéramos bebido, yo era consciente de lo que estaba pasando y creo que mi hermano también… Entonces, mi novio dijo “Venga, ¡follad! ¡Follad para mí! Quiero ver cómo mi novia y su hermanito se lo montan… ¡Venga! ¡No os cortéis!…” Y mi novio me desató la parte de arriba del bikini “Mira que tetas tiene tu hermanita… Están para comérselas…” Después desató los dos nudos de los lados de la braguita y me dejó completamente desnuda… “Ahí la tienes… ¡Mírala!…Uuuuuuuh, ¡hay que ver cómo te estás poniendo sólo de verla!… (era verdad, mi hermanito no se pudo controlar y bajo su bañador se empezaba a notar un gran bulto…) Venga, cómele un poco el coño, seguro que no has probado ningún coño tan delicioso como ése… ¡Venga! Tu hermana lo está deseando…” Y eso hizo, se puso de rodillas y empezó a lamerme y chuparme el coño mientras yo envolvía su cabeza con mis piernas… Estaba a mil… Al momento empecé a gemir, la conversación me había calentado mucho y el hecho de que mi hermanito me estuviera lamiendo el coño delante de mi novio me excitaba un montón… “Así, así, ¡mira cómo gime!” Yo no podía parar de gemir y mi hermanito aprovechaba bien la situación, me puso las dos manos en el culo para acercarme bien a su cara, mientras me chupaba, podía sentir su respiración y cómo él estaba oliendo mi coño… “Bueno, Elsita, creo que el nene se merece un premio, ¿no? No paras de gemir… Por lo menos, chúpasela tú a él…” Así que cambiamos de postura y mi hermano siguió comiéndome el coño mientras yo le chupaba la polla que ya estaba bastante durita, por cierto. No veía lo que estaba haciendo mi novio mientras tanto, los huevos de mi hermano me quitaban toda la visión, pero por el ruido intuía que se la estaba meneando mientras nos observaba… Buff, estaba poniéndome cada vez más cachonda, escuchando los gemidos de mi hermanito mientras le comía la polla y los de mi novio mientras lo veía… Eso era demasiado para mí… De pronto, mi hermano paró y avisó de que se iba a correr… Yo empecé a lamer la punta cada vez más rápido y mi novio dijo “No seas cabrona, Elsa, deja que se corra en tu boca, ¿no? Estás deseando probar la lechita de tu hermano…” Yo seguí y la leche de mi hermano llenó mi boca y empapó mis labios… Paré y besé a mi novio, y después a mi hermano… “¿Eso es todo? ¡Pues vaya! Esperaba algo más…” dijo mi chico… “Venga, ofrécele tu precioso culito a tu hermanito, Hest… Verás qué culo más bueno que tiene tu hermana…” Tras escuchar esas palabras de mi novio deseando que mi hermano me la metiera por detrás, me puse a cuatro patas delante de mi hermano, dejándole ver mi culo… Él no lo dudó dos veces, se meneó un poquito la polla que estaba de lo más tiesa con tanta excitación y me la metió hasta el fondo de una sacudida… Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, “¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah! Sí, sí, así, no pares, aaaaaaaaaaaaaaah” dije yo. “Muy bien, tío, acaba de tener uno de sus mejores orgasmos… Sigue, sigue, verás cómo te gusta descubrir que la zorra de tu hermanita es multiorgásmica…” “Aaaaaaaaaaaah, aaaaaaaaaaaaaaaah” seguía yo, mientras mi hermano no paraba de follarme… Al rato paró. “Muy bien, tío, ¡qué aguante! Hacía tiempo que no escuchaba a Elsita disfrutar tanto… Y ahora por qué no le hacemos disfrutar los dos… Tú por delante y yo por detrás…” Y eso hicieron, me embistieron casi a la vez, fui sintiendo cómo sus pollas se iban metiendo poco a poco dentro de mí… “¡Una!”, primer asalto, “¡Dos!” segunda embestida, y “¡Tres!” hasta el fondo… Comenzaron a meterlas y sacarlas muy rápidamente; la verdad es que pensándolo ahora, parecía que hubieran estado practicando porque lo hacía bastante acompasados… Mi novio mientras aprovechaba también para sobarme las tetas. “Aaaaaah”, gemía yo, “Aaaaaaah, aaaaaaaaaah”, no podía parar de jadear… Mis gemidos llenaron la habitación y era el único ruido que se escuchaba en la noche…”Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah” se oyó mi primer orgasmo, y casi inmediatamente un segundo “Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, aaaaaaaaaaaaaaaaah, me muero, me mueroooooooo” Menos mal que no me moría de verdad porque a ellos no les importaron mis palabras y siguieron arremetiendo contra mí hasta que cayeron agotados en el suelo, y yo detrás… “No puedo más… Me tiemblan las piernas…” dije yo, “Puff, ¡qué polvazo!” dijo mi hermano, “¿A que nunca habías follado con un bombón como tu hermana ni habías tenido corridas tan buenas?…” Mi hermano prefirió no contestar… Nos quedamos un rato tumbados por falta de fuerzas y luego nos fuimos a la cama. Lástima que mi hermano tuviera que irse al día siguiente…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: